Si quieres ofenderme, deséame suerte.