Si quieres ofenderme, deséame suerte

Hace días uno de mis compañeros de trabajo se estaba quejando de que nunca tiene dinero...

Me comentaba que su salario no alcanza para los gastos, que el pago de su casa es muy alto, que le preocupa el futuro de sus niños, el seguro del auto, gastos médicos, etc...

Posteriormente, hizo el siguiente comentario:

"Alan, quisiera estar en tú situación donde todo lo tienes muy fácil! Tienes mucha SUERTE!"

Y a decir verdad... tiene razón.

Por ejemplo:

No tengo que preocuparme por el gasto de una casa ya que vivo en un departamento.

Tampoco tengo hijos, por lo que no tengo una preocupación constante de que hay seres humanos indefensos que dependen de mi para sobrevivir.

Por otra parte tengo una situación financiera estable, sinceramente no me puedo quejar del estilo de vida que llevo actualmente.

Sin embargo, mi compañero de trabajo no estaba presente el día que dormí en la calle porque en busca de oportunidades me fui de mi casa y no tenía dinero para hospedarme en un hostal.

Tampoco estuvo ahí el día que tuve que pedir 10 MXN prestados para poder comer (10 MXN, son como 90 centavos de dólar).

Ni tampoco estuvo cuando desperdicié 60,000 MXN (como 5,500+ USD) en un negocio que no funcionó y me dejó en la ruina (por enésima ocasión).

Me imagino que cuando mi compañero me ve relajado, sin preocupaciones y que puedo darme "lujos" que muchas personas a mi edad no pueden; él automáticamente asocia esas cosas con la "suerte".

A cuantas personas has oído decir cosas como:

  • "Esa persona tiene mucha SUERTE. Abrió un negocio y de la noche a la mañana le fue muy bien"
  • "Que SUERTUDO eres por tener un trabajo en ésta economía"
  • "Tienes mucha SUERTE con las mujeres/hombres!"

Por mas sorprendente que parezca, dichas reacciones son en realidad un trato biológico de los seres humanos!

Cuando no tenemos el conocimiento para explicar un fenómeno, los seres humanos tendemos a asociar ése fenómeno con un origen divino o paranormal.

Por ejemplo:

Las antiguas civilizaciones asociaban la lluvia, los terremotos, las sequías y todos los fenómenos naturales con diferentes dioses a los que había que rendirles tributo.

Incluso hoy en día, aún existen incógnitas como:

  • ¿Hay vida en otros planetas?
  • ¿Quién hizo el universo?
  • ¿Dónde se originó la vida?
  • ¿A qué venimos a este mundo?

Es éste trato natural de los humanos el que ha dado lugar a las multiples religiones y creencias, es ése mismo trato el cual causa que muchas personas traten de explicar el éxito profesional, personal o espiritual con la SUERTE.

Para esas personas, la suerte es abrir un negocio y generar ganancias desde el primer día. Para esas personas es inconcebible pensar en pedir un aumento o cambiar de trabajo en ésta economía. Incluso su cerebro no alcanza a comprender porque ciertas personas tienen más éxito que otras en cosas tan simples como conseguir una pareja.

Es por eso que me ofendo cuando voy a dar una presentación y la gente me desea suerte. No necesito, ni quiero la suerte!

El éxito no tiene nada que ver con la suerte.

¿Sabes qué es la suerte? Encontrar dinero en la calle. Eso es suerte! Porque no tuviste que desarrollar ninguna habilidad para obtener un resultado, simplemente estuviste en el lugar adecuado, en el momento adecuado. Los resultados son completamente circunstanciales.

Sin embargo, es muy común escuchar: "Que tengas mucha suerte!" cuando vas a presentar un examen, dar una presentación, ir a una entrevista de trabajo e incluso algo tan mundano como tener una cita!

Ponte a pensar en todas las personas exitosas a tu alrededor, y trata de recordar cuantas veces han usado la palabra "suerte" en lugar de la palabra "éxito". Ahora piensa en todas esas personas que siempre te desean "suerte" en todo lo que hace.

¿Cuál es la diferencia entre los dos tipos de personas? Por lo menos dentro de mi círculo de amigos los resultados me sorprendieron.

Mis amigos que usan la palabra "suerte" constantemente, tienden a estar rezagados en muchos aspectos de su vida; mientras que mis amigos que no usan la "suerte", tienden a tener mayor estabilidad en su vida.

Si tu eres de esas personas que aún usan la palabra "suerte" día con día, te invito a que elimines esa palabra de tu vocabulario y la cambies por éxito. Por último, si conoces a alguien que use constantemente la palabra suerte, envíale éste artículo!

Suscríbete a mi lista de correo si quieres recibir notificaciones cada vez que publico un nuevo artículo.

A %d blogueros les gusta esto: