Roma no se construyó en un día

¿Por qué muchísimas personas piensan que todos los negocios son exitosos de la noche a la mañana?

Es muy fácil pensar que el éxito simplemente sucede de inmediato, las noticias ayudan mucho a proliferar esta creencia con titulares como:

Ninguno de esos negocios se construyeron en un día. Sin embargo, la mayoría de la gente solo lee o escucha es ese GRAN evento, esa gran venta, esa gran adquisición que hizo a los fundadores inmensamente ricos.

Lo que la mayoría de esa gente no escucha, es que WhatsApp estuvo operando en números rojos por años antes de que Facebook decidiera adquirir su base de usuarios, o que Pixar estuvo perdiendo dinero por 20 años hasta que crearon Toy Story y se convirtió en un éxito mundial. 

El éxito en los negocios es un proceso, no un evento. 

Existe un secreto, del que muy pocos hablan públicamente, que te permite determinar si tu negocio será exitoso o no. Ese secreto se llama: Validación.

La validación es simplemente darse cuenta si la gente (el mercado) realmente tiene interés en tu idea.

La validación se hace mucho antes de registrar tu negocio en hacienda, de crear un sitio web e incluso de crear el producto. 

Validar una idea no tiene que ser complicado, al contrario, entre más simple mejor. Incluso un post como el siguiente en Facebook es una validación:

Image

Si la gente empieza a hacer pedidos, entonces puedes considerar tu idea validada. El mercado te está diciendo si quiere o no quiere huevitos de pascua.

El 99% de las ideas se pueden validar de ésta manera: desde venta de pasteles hasta venta de software empresarial

¿No me crees?

Asi empezaron Microsoft y Oracle. 

Bill Gates (fundador de Microsoft) vendió Windows a empresas muchísimo antes de crearlo. Una vez que tuvo dinero en mano, contrató un programador para modificar un programa ya existente y lo llamó Windows. 

Larry Ellison uno de los fundadores de Oracle, visitaba a las empresas para venderles la base de datos que resolvería todos sus problemas, reduciría su perdidas y maximizaría sus ganancias. En sus palabras, la base de datos era tan compleja que las empresas interesadas necesitaban autorizar un equipo de Oracle para ir a instalarla en sus sistemas. La realidad es que el equipo de Oracle iba a las empresas a CREAR la base de datos directamente con los clientes porque esa base de datos TODAVIA NO EXISTIA!

Ellos validaron sus ideas muchísimo antes de invertir tiempo y dinero en un producto que no sabían si iba a tener éxito o no. 

Si quieres ser un coach de vida, negocios, marketing, entre otros; la mejor manera de validar esas ideas es empezar ayudando a la gente individualmente, incluso si inicialmente es gratis.

De ésta manera vas a entender los problemas que la gente esta enfrentando y por cuales ideas el mercado esta dispuesto realmente a pagar.

Cuando ayudar a demasiada gente te empiece a quitar demasiado de tu tiempo, es entonces cuando creas un producto para reemplazarte y dejas el producto funcionar en "automático".

¿Tienes una idea y no sabes si tendrá éxito? Valídala!

¿No tienes idea cómo validarla? Escríbeme y yo te ayudo!

Si te gustó éste artículo, suscríbete a mi lista de correo, envío contenido exclusivo acerca de emprendimiento y marketing periódicamente!

A %d blogueros les gusta esto: