Éste es el artículo más difícil que he escrito en mi vida

Éste ha sido el artículo más difícil de escribir hasta el día de hoy, y decidí escribirlo a raíz de un mensaje que recibí esta mañana.

Uno de mis amigos en Facebook, que había estado ayudando durante mucho tiempo para que se iniciara en el mundo de la programación, me escribió diciéndome que renunciaba. Me dijo que él amaba la programación, pero que se daba por vencido. Que había reprobado su clase de programación y que le dio coraje que uno de sus compañeros nunca iba a clase y pasó la materia; mientras que él, siempre asistió a clase, hizo todas las tareas, las entregó a tiempo y después de todo su esfuerzo no logró pasar el examen final.

Cuando leí ese mensaje al principio me dio coraje. Me dio coraje porque después de todo el tiempo que le dediqué gratuitamente y sin interés alguno, me decía que renunciaba. Después de que incluso escribí un programa de casi 100 lineas para tratar de explicarle un problema que no entendía, después de todo el esfuerzo y confianza que puse en él me dijo: “renuncio”. No lo podía creer.

Estaba contestándole su mensaje con palabras muy similares a las que acabo de escribir junto con ofensas como “gracias por hacerme perder mi tiempo” y justo antes de presionar el botón “enviar” algo dentro de mi me dijo: “Por favor Alan, no te hagas el santo… al menos él tuvo el valor de decir que renunciaba. En cambio ¿tú? Tú eres un cobarde.”

En ése preciso momento tuve una visión hacia el pasado y me acordé que cuando tenía 12 años, yo era el único niño en la secundaria con una computadora, con internet y con un quemador de CDs en casa por lo que empece a vender discos de música pirata a 50 pesos el disco. Después de 2 semanas, toda la escuela sabía de mi negocio y no era raro para mi ganarme 250 pesos por día (alrededor de 20 dólares) y esa cantidad para mi, a esa edad, era una fortuna.

Mi mejor amigo en aquél entonces se enteró de mi negocio y decidió hacer lo mismo en su secundaria y yo iba a ser su proveedor. Él vendía los discos a 70 pesos y me daba 50 a mi. En unos meses formé mi imperio de música pirata en 2 secundarias, me visualicé como todo un mogul de la piratería, tenía mis planes para expander el negocio a mas secundarias, preparatorias y Universidades. Hasta los maestros me compraban mis discos piratas. Me imaginaba que iba a tener millones para mis 13 años y todo iba viento en popa hasta un buen día que me aburrí. Estaba ganando dinero, pero bajar canciones de KaZaA y quemarlas en un disco era muy aburrido y decidí cerrar mi negocio. Los pedidos que tenía pendientes nunca los entregué y eventualmente dejaron de pedirme discos pirata.

Cuando cerré mi “negocio” dejé de contestarle las llamadas a mi amigo y no salir a la puerta cuando iba a visitarme. No solamente arruiné mi relación profesional, sino también la personal que tenía con él. El último mensaje que me dejó fue el de: “ya compré mi quemador de CDs. Háblame para jugar starcraft”. Nunca le hablé. Lo último que supe de él es que es millonario, ganador de multiples premios del emprendedor del año y dueño de una empresa de marketing que vende productos de otras personas en centros comerciales. Mientras, yo sigo trabajando (irónicamente) para una compañía de marketing como programador de computadoras.

Cuando tenía 15 años empecé a vender páginas web, en aquél entonces solamente había otro negocio en la ciudad en ese sector; por lo que fue relativamente sencillo hacerme de clientes rápidamente. Eso era en el tiempo cuando se cobraban 20,000 pesos mensuales por una página en HTML. Mi estrategia para quitarles clientes fue la de venderlas a 5,000 pesos sin cuotas mensuales. (nunca hagas eso, si vas a vender mas barato que tu competencia, vende 5-10% mas barato).

A mis 15 años ya estaba ganando por semana casi el doble de lo que mis profesores ganaban al mes. En poco, tiempo empresarios de ciudades vecinas empezaban a ir a mi ciudad solo para buscarme e incluso un empresario ofreció pagarme el viaje a la ciudad de México solo para platicar conmigo. Por cierto, decliné esa oferta porque muy dentro de mi pensaba que ese señor me iba a violar o algo así.

Me volví a ver: millonario a los 18, y volví a visualizar mis viajes, fortunas, mi carro deportivo, casas y lujos sin control. Todo iba muy bien hasta que me volví aburrir. Me aburría hacer páginas web, subir imágenes, editar texto, usar photoshop, tomaba demasiado tiempo y realmente no había una manera de automatizar el proceso. Por lo que decidí abandonar el negocio y dejar mis clientes a la deriva. No tuve la cortesía, ni la ética profesional de decirles “Voy a renunciar”. Simplemente no contesté correos electrónicos, no contesté llamadas y después de un tiempo, se cansaron de tratar de contactarme y se buscaron otro proveedor.

Cuando me iba a graduar de la preparatoria necesitaba 200 horas de prácticas profesionales para obtener mi título de técnico en computación. Decidí pedir trabajo con mi antigua competencia y cuando llevaba como 100 horas, me di cuenta que tener un título de técnico era innecesario ya que iba a ir a la Universidad y mi título de Ingeniero iba a ser mucho muy superior al de técnico por lo que decidí no terminar mis horas profesionales. Lo correcto hubiera sido informarle a mi jefe en la empresa que iba a dejar de ir ya que no iba a sacar mi título de técnico. Sin embargo, fue mucho más fácil simplemente no volver a ir. Me trató de localizar por semanas para saber si me había pasado algo, pero eventualmente se cansó y dio por entendido que ya no iba a regresar.

Como nota adicional, el diseñador de esa empresa tenía un contacto con el gobierno de la ciudad y lo contrataron para que programara un juego web que le enseñara a los niños sobre los cuidados del agua. Estamos hablando de hace 10 años por lo que se pueden dar una idea de lo que un proyecto de tal magnitud costaba, y yo me iba a ganar el 30% del costo del proyecto. En ese entonces era mas de lo que muchas personas ganaban en un año. Empecé a programar el juego, pero cuando me salí de la empresa también deje de contestarle los correos al diseñador. Hoy, ese diseñador también es rico y es el orgulloso dueño de un Mercedes.

Me fui de mi ciudad natal para irme a vivir a Monterrey, Mexico y cursar la universidad en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Durante mi primer año de carrera el director del departamento de investigación de la universidad me ofreció un trabajo como Asistente de Investigador. Para tener ese puesto tienes que ser estudiante de posgrado o un genio. Yo no era ninguno. Recuerdo bien que era el primer día de clases; un Martes por la mañana. El profesor llegó al aula, se presentó, dio una introducción al curso y habló sobre un proyecto final, completamente opcional, que iba a tomar en consideración en caso de que nos faltaran puntos para pasar la materia.

El proyecto era un programa de computadora que le permitiera visualizar dos moléculas y opcionalmente que pudiera interactuar con las moléculas. La fecha limite del proyecto era al final del curso, pero se podía entregar cuando quisiéramos. 2 horas más tarde, yo estaba en su oficina enseñándole el proyecto final. No solamente podía visualizar 2 moléculas e interactuar con ellas, también podía agregar mas moléculas dinámicamente,  especificar el tipo de moléculas que eran, calcular el tipo y la fuerza del enlace que formaban e incluso saber si esas moléculas se podían combinar, y ah si… la simulación estaba animada y era en 3D.

El profesor estaba fascinado; me ofreció el trabajo en ese mismo momento. Un trabajo que, naturalmente, acepté en ese mismo instante sin entender completamente las implicaciones de ser un estudiante de Ingeniería y trabajar 4 horas al día como asistente de Investigador. Después de un tiempo, me di cuenta que no me gustaba el proyecto, que sentía que perdía mi tiempo y me estaba yendo mal en la escuela. Por lo que hice lo mejor y único que sabía hacer cuando las cosas se complicaban: renuncié. Sin embargo, no renuncie como un profesional, renuncié de la única manera que sabía: dejar de contestar correos electrónicos y llamadas telefónicas porque es más fácil esconderse y pretender que no pasa nada a enfrentar la realidad.

No obstante, el profesor obtuvo mi horario de la base de datos de la escuela y me fue a buscar personalmente a mi salón de clases. Me dijo que tenía miedo de que estuviera enojado yo con él o que si él había dicho algo que me haya ofendido porque él estaba conscience de que la gente decía que él tenía mal carácter. Al verme orillado a enfrentar la realidad, confesé que no me gustaba lo que estaba haciendo, que el trabajo se me hacía muy pesado y estaba reprobando mis clases. El profesor a pesar de que lo defraude en el pasado, me hizo el favor de ponerme en contacto con otra investigadora trabajando con intereses parecidos a los míos por si me interesaba regresar a trabajar como asistente.

Un buen día decidí re-abrir mi negocio de páginas web en Monterrey y empecé a vender sitios otra vez. A veces pienso que tengo un poder sobre natural para vender, ya que en cuestión de días ya tenía dos clientes que me habían pagado antes de empezar el proyecto. Estuve durante meses como estudiante de Ingeniería, asistente de investigador y diseñador de páginas web. Sin embargo, él que a muchos amos sirve a uno le tiene que quedar mal, y en éste caso fue la escuela. Ese semestre reprobé 5 de las 7 materias que estaba cursando.  Por lo que decidí cerrar mi negocio, dejando clientes a la deriva nuevamente y otra vez no me puse en contacto con ellos, y pensé que tener un título universitario era mejor que tener un negocio (si, así de tonto estaba).

Eventualmente seguí reprobando materias en la universidad, simple y sencillamente porque me dejó de llamar la atención y decidí venirme a ver mi suerte a los Estados Unidos. Como se imaginaran, ni siquiera terminé el semestre, un buen día empaqué mis cosas, le dije a mi compañero de cuarto “Ya me voy y no voy a regresar” y me fui.

Cuando llegué aquí, llegué con una mano atrás y otra adelante por lo que encontrar trabajo era obligatorio. Creo que siempre he tenido en la sangre los “negocios” porque cuando no pude encontrar trabajo en éste país decidí empezar a ofrecer tutorías de Matemáticas a estudiantes universitarios. Eventualmente, la esposa de un señor muy rico me contrató para que le diera tutorías. Un buen día, después de haber terminado la tutoría con la señora. Su esposo me pregunto que estaba estudiando y le dije que ciencias de la computación; después me preguntó que si conocía a alguien que supiera hacer páginas web y le dije que yo, y tuve un nuevo cliente. Cuando terminé su página, él me recomendó con otra persona, y esa persona con otra y en un abrir y cerrar de ojos empecé otra vez mi negocio de páginas web en Estados Unidos. Ahora cobraba en dólares y se abrió un nuevo mundo de oportunidades.

Durante un tiempo me fue más que bien, hasta me compré dos carros. Tenía 21 años y tenía absolutamente todo lo que quería. Sin embargo, un buen día decidí cerrar mi negocio porque me acordé que no me gustaba hacer páginas web. Aparte, nuevamente, me empezó ir mal en la escuela y volví a reprobar materias, y nuevamente preferí la escuela que mi negocio. Sin embargo, en ésta ocasión cuando intenté hacer lo único que sabía hacer cuando renunciaba (dejar de responder correos electrónicos), un cliente me demandó. Había olvidado que los “contratos” son documentos legales, y existen precisamente para proteger a las personas de proveedores irresponsables como yo y a los dueños de negocio de clientes morosos (como yo). Al final de cuentas, o entregaba el sitio completo en una semana o tenía que regresar todo el dinero con gastos de compensación. Tuve que terminar el sitio porque mis ahorros no eran suficientes para compensar a mi cliente.

Fue entonces cuando me di cuenta que ya no era un niño jugando a ser adulto, y que simplemente ya no iba a poder esconderme de la realidad. Esconderse me había funcionado muy bien durante los últimos 8 años, pero no significa que iba a seguir funcionando. Por lo que decidí tomar nuevamente la ruta mas corta: Darme por vencido. Lo que eventualmente me llevó a vivir en el peor estado de mi vida durante 2 o 3 años.

Lo peor que puedes hacer es darte por vencido sin estar derrotado. Darte por vencido cuando estás en tu mejor momento. Imagina que estás en la final de la copa del mundo, vas ganando 3 a 0 y el equipo contrario, en un descuido, te mete un gol y piensas “No!! En 5 minutos me van a meter 4 y voy a perder, mejor renuncio”. Eso es lo que yo había hecho durante una gran parte de mi vida. Cuando tuve que enfrentar la realidad, no pude y me deprimí. Me deprimía ver hacia el pasado, y pensar en todo lo que pude haber logrado y darme cuenta que no había logrado nada. Me deprimía ver a mis amigos de Monterrey graduándose y yo seguía estudiando una carrera que me aburría porque absolutamente todo estaba desactualizado. Me deprimía ver gente mas joven que yo alcanzando mis metas y viviendo mis sueños, y una vez que estás en esa etapa es muy difícil salir. Afortunadamente, llegó a mi vida una persona que no se porque se terminó casando conmigo. Impresionantemente, escuchó mi historia y me dijo “yo creo en ti”, y a pesar de las miles de veces que la defraudé, y los cientos de veces que recaí en la depresión desde el momento que en que entró mi vida siempre estuvo ahí para apoyarme.

Aunque parezca todo lo contrario, todo éste artículo no es una respuesta a mi amigo (porque te considero mí amigo) que hoy me escribió que renunciaba. Éste artículo es para mi esposa por que a pesar de que se casó con un “derrotado” sigue a mi lado, apoyándome cuando todas las cosas parecen que van mal. No sé donde estaría, si ella nunca hubiera entrado a mi vida.

Con respecto a ti, amigo que me escribiste diciendo que renunciabas. Te admiro porque tuviste el valor de decirlo. Eres mas valiente de lo que yo fui o algún día seré. Si me pides mi opinión, yo creo que te metieron un gol, pero todavía vas ganando el partido. No abandones tus pasiones, especialmente si tu pasión es una tan lucrativa como la programación. Yo creo en ti y si decides volver a programar, cuenta conmigo para seguirte apoyando.

Para el resto de mis lectores, muchas gracias por su voto de confianza, muchas gracias por el tiempo que me dedican y por las palabras de aliento que me escriben todos los días. Bien dicen que no se aprende en cabeza ajena, pero si de algo les sirve éste artículo es que si estás haciendo cosas mal y saliéndote con la tuya, eventualmente esas cosas te van a alcanzar y vas a pagar las consecuencias. También,  a lo largo de mi corta estancia en este mundo, me he dado cuenta que él que persevera, si alcanza y que para todos sale el sol, a algunos les sale mas tarde y a otros mas temprano, pero eventualmente sale. Sin embargo hay quienes deciden vivir en la oscuridad por convicción propia,;no seas una de esas personas. Si en éste momento estás viviendo en la oscuridad, abre la ventana para que entre luz, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

  • LisandroButtiger

    Excelente artículo compañero. Ni sé cuando te puse "Me gusta" en tu página de Facebook, pero justo apareciste en mi inicio, leí, me interesó y acá estoy. La personalidad de autoboicot, la que cree que hay un problema o algo complejo  y deja de ver lo esencial, la que el árbol no le deja ver el bosque. Admiro que lo reconozcas, pero espero de corazón no lo repitas. Cada vez que algo así pase por tu cabeza bloquealo, completamente, recuerda a tu esposa sonriendo y no permitas que un pensamiento te hile a el resto, que comience el efecto dominó. No sabemos que viene después, todo está en juego a cada momento y nada es fatal, por lo tanto avancemos, hablemos, gritemos y hagamos lo que sabemos (a veces en el fondo) que es lo mejor. Causa y efecto. No vuelvas a frenar y avanzá. Siendo tu historia así, te recomiendo que te aburras de esta empresa en la que trabajas y empieces a crear otro imperio, definitivo. Y la recomendación volcada al ámbito empresarial, empezá creándolo, al aburrirte y ya con una cartera de cientes, en vez de comprar un carro contrata un empleado y ocúpate del negocio, luego contrata otro, y otro y otro, ellos harán lo que te aburre y tu lo que quieras. Pero todo con Causa y efecto. 

    Abrazo desde Argentina

    Lisandro - http://www.eewargentina.com.ar | Diseño web.
    lisandroeewargentina.com.ar

  • IsraelTrejo

    Muy buen articulo y de hecho me llego profundamente, ya que en gran parte de mi vida personal hago/hacia eso de retirarme sin tener la decencia de despedirme, es muy emotivo saber que no soy el único que le ha pasado continuamente en su corta vida, ademas es un tanto inspirador leyendo esto con música relajante y después de terminar Halo 4. Es algo corto y tonto mi comentario pero esto es lo que siento en estos momentos, tanta emotividad junta hace que den ganas de llorar.

  • miguel mp

    Excelente experiencia de vida, gracias por compartir, me ha hecho reflexionar bastante, gracias...

  • hlapoint

    Alan, te felicito por el inmenso sentimiento que pones en lo
    que escribes y que además se nota que lo haces con pasión y real vocación de
    ser un valioso punto de apoyo para tus seguidores. Como muchas personas cada
    vez que puedo navego en la web buscando información de muchísimas partes y te
    puedo decir que desde mi propia experiencia he visto en tu blog una valiosísima
    fuente, no solo de información, sino de orientación verdadera que nace del
    corazón de una persona que ama lo que hace y que lo quiere compartir. Por mi
    parte me estoy iniciando en el mundo de la programación y tengo muchos deseos
    de aprender bastante y creo que tu aporte es una pieza de mucho valor para las
    personas como yo. Muchas gracias por compartir tu experiencia y pasión.

  • Cess Rojas

    Hola Alan me llamo Cesar soy de Bolivia, me gusto mucho el articulo que escribiste, ya anteriores artículos tuyos los leí, pero este me gusto mas por que hablas con toda sinceridad y es la verdad muchos dejamos cosas a media y es difícil reconocerlo pero tu lo hiciste y te felicito, como veo tienes una gran experiencia en el mundo de la programación web, te cuento que yo estoy asiendo practicas en una empresa de aquí ase como medio año que aprendí  la programación web y la verdad que me gusta mucho por que es un campo muy amplio, para terminar una ves leí en un libro que para ser personas excelentes tenemos que tener ejemplos de personas a seguir y veo que tu eres una persona muy sincera y muy inteligente y quisiera llegar a nivel de tu programación se que suena algo loco pero como dicen nada es imposible me despido y sigue adelante amigo me olvidaba a ver si ases un articulo de como llegaste a ser un buen programador y los tips que recomendarias por fa  saludos bye

  • elghost66

    muchas gracias alan :( me hizo llorar y jamas voy a renunciar a mi pasion a mis sueños. muchas gracias y te felicito tienes una gran esposa y compañera... gracias por creer en mi amigo gracias

  • raforios

    Estimado Alan, sabes, veo en tu artículo, que has tenido oportunidades que muchos hubiésemos querido tener y las hubiéramos aprovechado de una manera increíble, sabes algunos tenemos la convicción de nunca rendirnos, por mil cosas que nos pasen, otras personas renuncian a la primera piedra, pero lo que hace la diferencia, es el aceptar lo que hacemos mal y tener el coraje de cambiarlo, así nos tome la vida entera.

    Me gustó mucho tu artículo, y para que te quede algo de anécdota, tengo 37 años, soy ingeniero de sistemas desde hace 15 años, he trabajado como emprendedor los 15 años, he desarrollado mi propio FRAMEWORK en JAVA, y recién van 2 años en los que realmente mis ingresos superan a mis egresos, hasta hoy no me rendí!, dale que a la primera oportunidad que tengas tu podrás conseguir lo que quieres y no te rindas, la edad, los problemas, las piedras y obstáculos es lo de menos, la actitud lo es todo, no te defraudes a ti mismo y menos a esa increíble mujer que es tu esposa, porque ella cree en ti! tu también haz lo mismo!

    A tu amigo del FACEBOOK, una materia, una nota, no definen quién eres, tu defines quién eres y hasta dónde quieres llegar, además tu defines a que estás dispuesto a renunciar con tal de alcanzar tu sueño!

    Vamos muchachos, adelante, que para atrás ni para tomar impulso!

  • RickEmanuelRozoSevilla

    Gracias por Compartir!

  • SylviaMendoza

    Excelente artículo lleno de enseñanzas tras enseñanzas. Muestra un lado de ti más humano. Estoy orgullosa de ti. Que felicidad que en tu compañera de vida hayas encontrado el motor. A tu amigo, es importante abrir los ojos cuanto antes para recibir el fruto y sabiduría de cada experienca. Saludos!

  • Carlos Pons

    Alan sin ninguna duda, te doy la enhorabuena por
    que no has sido un cobarde, el cobarde es el que a pesar de todo lo que
    ha hecho no lo reconoce, y si yo también he sido como tu, he estado en
    la misma situación que tu, me he visto en situaciones que nunca pensé que me pasarían,
    he cambiado 5 veces de número en el último año, hasta hace dos meses,
    que decidí que todo tenía que cambiar, decidí convertirme de nuevo en la
    persona que era, en esa persona que todo el mundo hablaba de maravilla,
    ahora soy la sombra en mi ciudad, me atemoriza salir por que se que me
    señalan, pero no pasa nada todos cometemos errores y yo se que los he
    cometido pero bien se que de nuevo voy a salir de este lado oscuro, con
    tiempo todo se consigue y me alegro de verdad de leerte, por que para
    que lo sepas, hoy me has dado más razones de las que tenía para mirar
    hacia delante. GRACIAS!

  • Carlos Pons Gracias por tus palabras, y se exactamente por lo que estas pasando, yo también lo he hecho y pues.. quien soy yo para decirte, pero lo correcto es enfrentar tus miedos y dar la cara. A la larga paga dividendos.

  • raforios Muchas gracias, y se que desperdicie demasiadas oportunidades en mi vida. Sabra Dios donde estaría hoy de no haber sido tan tonto en aquel entonces. Gracias por los ánimos y por leer el artículo!

  • raforios

    alanchavez raforios gracias a ti por compartir, sería interesante tener muchas más conversaciones para enriquecer la experiencia de cada uno! a ver cuando conversamos nuevamente! un abrazo!

  • FabioBritos

    Hola Alan, mi nombre es Fabio y vivo en la Argentina, de vez en cuando me doy una vuelta por tu sitio y hoy encontre este articulo, lo lei y me llego a lo mas profundo del alma.

    Te comento que yo estoy pasando algo muy similar a lo que viviste vos, tengo mucho trabajo y aveces no lo hago porque me parece que son aburridos...

    Al igual que tu, tengo mi esposa que me acompaña siempre y aguanta en silencio esta situación, espero no defraudarla nunca a ella ni a mis hijas.

    Me encanta la programacion, soy el mejor de mi clase y dentro de poco me recibo de programador titulado, pero tengo como una fobia a las presiones que conlleva agarrar trabajos nuevos.

    He perdido muchos clientes por no saber decir que no, o saber decir en su momento renuncio...

    La verdad me gustaria hablar un dia de estos contigo, me hizo bastante bien leer este articulo.

    Un abrazo desde Argentina.

  • Lizneydi Mtz

    Estimado Alan. Me llamo Lizneydi y soy de México.
    Eh leído tu artículo, me ha parecido impresionante y motivador.
    Gracias por compartir tu experiencia. Estoy próxima a graduarme como Ing. en Sistemas Comp., pero lo que más me gusta de la carrera es Diseño Web por eso estoy especializándome en eso, y voy a echarle muchas ganas para crecer más.
    Saludos! Dtb! :)

    • Hola Lizneydi, muchas gracias por tu comentario y por visitar el blog :) El Diseño Web es una de las areas de especialización que más están creciendo en éste momento, échale muchas ganas y si quieres separarte de la "manada" aprende bien el diseño responsivo, aprende un CSS framework como Foundation/Bootstrap, aprende sobre arquitectura de la información, experiencia del usuario (UX), Optimización de Conversiones, AB Testing, etc.. Si sabes inglés te recomiendo un libro que se llama Don't make me think the Steve Krug :)

  • Verónica Zenteno

    ax

  • Verónica Zenteno

    Perdon por el comentario anterior, fue error de dedo, hola Alan, yo he estudiado Computaciòn, y me motiva leer articulos como el tuyo, he tenido una idea de hacer un negocio sobre sitios web, pero a mi me pasa que no me animo a hacerlo por temor a que algo pueda fallar, me refiero a que quizas dia con dia se actualzan en nuevas tencnologias y uno no lo llega a saber todo, al inicio cuando sali de la universidad empece a hacer sitios pero el sueldo era muy mal pagado, me daban muy poco, hasta ahora deje a un lado todo lo de web, y estoy mas con Java, aun los sueldos siguen siendo mal pagados sobre todo en los estados que no son el D.F, Monterrey o Guadalaja , pero se me ha metido la idea de hacer negocios de sitios web, he estado leyendo y estudiando hay cosas nuevas que se que puedo aprender, pero como me aconsejas quitar ese temor de que lo que haga este bien y no tenga fallos ? O acaso es normal que haya bugs de vez en cuando ? Como saber cuando cobrar ? Y quisiera aprender mas sobre diseño y marketing , hasta he pensado en estudiar diseño gráfico, también te admiro por qua tu edad sabes muchas cosas, la edad es algo que preocupa, yo casi llego a los 30 , y en algunos lugares veo que solicitan a personal joven, por eso es que también quisiera emprender negocio relacionado con web y marketing donde pueda ser mi propio jefe, gracias por tu articulo , motiva mucho a seguir echándole ganas a todo!

  • patriciodilet

    Me impresionó y emocionó tu artículo porque me vi 100% reflejado en todo lo que escribiste. TODO. Yo también hacía lo mismo, renunciaba sin más... ahora estoy intentando nuevamente comenzar con una empresa de desarrollo web, pero es verdaderamente frustrante, porque en mi país (Chile) hay mucho mucho cliente que busca desarrollo web y no puedo cubrir todo. Tu dirás, buscate gente, pero me ha costado mucho encontrarla. Y sin el apoyo de gente que sepa desarrollo web no podré hacer crecer mi sueño de esta empresa. Pero sigo dándole! porque no quiero volver a repetir lo que he hecho con mi vida hacia atrás. De verdad muchas gracias por compartir este post con todos. Gracias!!!
    Comentabas todo lo que te pasó.. pero me quedé con ganas de saber cómo te va ahora!

  • tom t

    Alan, I always knew this was a your way of dealing with things you
    didn't like . I wish you the best and hope you are able to change the pattern.
    You are a good person and have many things to offer this world.
    When you are ready, would like to hear from you.
    Tom

  • victor

    hola soy victor de nicaragua e leido tu post a sido increible muy motivador y emocionante la verdad que a pesar que te escondias al final y te aburrias se ve que siempre has sido una persona muy entregada a lo que hace , yo estudio Ing en computacion y la verdad me desanima mucho el estilo de enseñanza y la falta de actualizacion y aveces me aburro y al final hago las cosas solo por pasar pero la verdad me encanta mi carrera la tecnologia la progrmacion , ya sea web o de escritorio pero aveces tambien me frustro un poco pero tu historia me a motivado nunca es tarde a empezar de nuevo , nunca es tarde para levantarse y continuar a sido un gran articulo uno de los mejores que e leido de tu blog este dia ya que hoy spe de este blog buscnado un tema y me quede viendo otrso de que has compartido sigue adelante exito en todo y siempre no le nieges la ayuda a alguien que esta empezando y necesetia un guia !! asido un placer leer tu historia

    • Muchas gracias por tus palabras victor, me da gusto que te haya gustado el sitio web! Estoy de acuerdo en que el modelo de educación actual simple y sencillamente no funciona, la universidad tradicional ya no sirve para mucho. Hace 20 años tener un título de Ingeniería era lo máximo, hoy por hoy, el título está casi rayando en lo irrelevante. Con lo rápido que esta evolucionando nuestro campo, lo que uno aprendió hace 4 años en la universidad, es muy probable que sea obsoleto hoy por hoy.

      • Miguel Matos

        E incluso en la actualidad si dices que estás estudiando ingeniería (de la que sea) hasta te quieren motivar para que consigas el título porque crees que tendrás el empleo deseado. También me pasó lo primero, más no lo segundo :-(

        • Lamentablemente así es. No estoy 100% en contra de la educación superior, pero al menos en el campo de la tecnología, es posible encontrar trabajo bien pagado y sin título.

          A qué te refieres con "me pasó lo primero, más no lo segundo"?

          • Miguel Matos

            En que era más el número de los que insistían que podía conseguir un empleo respetable que la posibilidad de ser elegible para el mismo.

  • Andres Sossa

    Hola Alan, excelente tu post al igual que muchos otros, pareciera que el éxito (económico) te persigue pero tu eras mas rápido (jejeje). Gracias por compartir tus vivencias pues seguramente pronto experimentare muchas cosas de las que hablaste, tratare de valorar a las personas que me apoyan y de emprender algo o por lo menos hacer cosas de freelancer.

    Saludos.

  • Dear Martinez

    Hola, Alan!
    WOW! Es medianoche y leer este artículo me ha sacado las lágrimas! Podría ser el guión de una peli de desarrollo personal. Muy motivante!
    Te felicito por tu blog y por compartir tus conocimientos. Muchos de tus artículos me han servido y orientado como programador Jr. Java! Éxitos totales en tus proyectos! Eres un luchador de verdad!

  • Julio Gonzalez

    wow, que buen articulo, gracias por compartir tus experiencias, es bastante motivador, un saludo

  • Fran NuclearBoy

    Impresionante! No se si eres buen profesor de programación, pero nos acabas de dar unas lecciones muy buenas sobre la vida. Awesome men!

  • Brenda

    Hola Alan, me paresco mucho a ti he trabajado en muchas empresas de renombre he alcanzado el exito en varias ramas de la computacion, la ultima ha sido la programacion de computadoras pero siempre termino aburriendome, de hecho hoy estaba pensando que voy a abandonar la programacion ya no me gusta ya me aburrio mucho, y antes pensaba que para eso habia nacido, pero ami me pasa que tambien me aburro de mis novios o de gente que es mi amiga, de los unicos no nunca me aburrire son de mis hermanos y de mis padres y mis sobrinitos, todo lo demas me aburre mucho incluso los lugares donde he vivido y de hecho soy una persona extrovertida, no soy timida, pero todavia me estoy estudiando a mi mismas, la causa del aburrimiento de las cosas que he amado. creo que eso es parte de la personalidad de ciertas personas como nosotros, tambien igual que tu he renunciado a muchas empresas sin nisiquira avisar simplemente ya no me presento jajajaja, pense que era la unica que hacia eso.

  • Miguel Matos

    Muy inspirador y envalentonado el artículo... hasta me hace pensar mucho en lo duro que ha sido para mí la situación laboral; pero a diferencia de tí no me caía ni un apoyo externo. Y también sentía que la carrera llegaba a un punto muerto porque era demasiada teoría y casi nulas prácticas. Pero igual lo hacía porque, aunque no lo indicaste, yo sí me sentía a gusto en la universidad (aunque no fuese brillante pero sí era estudioso). Pero gracias a este artículo ahora sí tengo más apoyo para, probablemente, lanzarme de lleno a un emprendimiento personal y ver qué tal resulta.

  • Luis Fernando Buelvas Tovar

    Completamente identificado contigo. Hay cosas que he hecho como tú anque no me han demandado. Tomaré tu artículo como una voz de alerta. Gracias. Exitos.

A %d blogueros les gusta esto: